En la actualidad, ¿Quién no tiene un teléfono móvil? Sin duda, creo que es muy difícil conocer a alguna persona en nuestro entorno que no tenga uno. Incluso los más pequeños del hogar cada ves más se suman a la revolución digital. Pero no solo portamos un teléfono móvil con el que podemos realizar llamadas, recibir mensajes y conectarnos a la red sino, cuan diferentes son los modelos año tras año desde su invención y como los usuarios persiguen estas tendencias.

Historia de los teléfonos móviles

En un principio, los teléfonos móviles eran robustos y grandes para llevar a todos lados, solían ser usados en el coche por su tamaño. Su invención fue para finales del siglo XIX, utilizado a primera instancia para la comunicación marítima, para 1920 se tomó la decisión de implementar en tierra. Fue la policía australiana en 1923 quien puso en marcha la comunicación inalámbrica, para dar fin a los reportes policiales a través de las cabinas de telefonía pública.

No fue antes de 1940, cuando se extendió este tipo de equipos para el publico en general. La primera compañía en brindar servicios de telefonía fue AT&T, en San Luis, EE. UU. No obstante, no antes de 1955 entro a Europa la primera red de telefonía móvil por la compañía sueca Televerket.

Algunos de nosotros recordaremos que hubo una época alrededor de los “80 y 90”, donde no juzgábamos en lo absoluto las características de los teléfonos móviles, ni su potencia o capacidad, resolución de pantalla o cámara.  Sin embargo, estos equipos eran tan grandes que pesaban hasta medio kilo, aunque con el paso de los años fue reduciendo su tamaño, convirtiéndose esto en un factor determinante para la adquisición.

Los nuevos equipos no solo servían para hacer llamadas o enviar SMS, ya que venían incorporadas funciones multimedia y de entretenimiento. No obstante, las tendencias de volver a crear modelos de gran tamaño han importado muy poco o nada, ¿A qué se debe esto? Pues el usuario prefiere una pantalla más grande para disfrutar su teléfono a todoterreno. De hecho, los modelos actuales no se crean con la función principal de comunicar, sino más bien de la utilidad que quiera darle el usuario.


Aprende a lucir tu ropa de mil maneras distintas:

– Las prendas básicas que debes guardar en tu armario son: camiseta o blusa negra y blanca, pantalón de vestir negro de preferencia, un saco y chaqueta sencillo de color negro o blanco, pantalones deportivos, zapatos de tacón formales y zapatos bajos para cualquier ocasión.

– Busca conseguir un estilo armónico, que no esté muy cargado. Suma a tu look, accesorios que lo complementen y no que lo exageren.

– La ropa estampada es nuestra gran aliada para variar un poco el estilo, usa una sola prenda de este tipo, acompáñala con una sencilla vestimenta.

– Combina los accesorios que tengas disponibles puesto que ayudan a que el look sea completo. Debemos escoger los adecuados para combinarlos sin que resalten más de lo que queremos.

– Procura siempre combinar tus zapatos con tu vestimenta, intenta no desentonar.

– Usa pañuelos, si vistes de color oscuro, usa uno con colores llamativos y si vistes de colores claros, usa uno de color oscuro. La idea es crear un buen contraste.

– Las joyas no deben tener protagonismo, estas complementan tu outfit. Escoge lo que quieres mostrar. Si busca que el centro de atención sean tus joyas, viste sencilla y si quieres lo contrario, viste con colores vibrantes.

Prueba estos consejos para saber cómo combinar nuestros accesorios con la ropa, no olvides que lo más importante es tener comodidad y estilo.


Nos ayudan a ahorrar tiempo

Una de las características más importantes de cualquier electrodoméstico es que éstos se centran mayoritariamente en ahorrar tiempo al consumidor. Por ejemplo, los hornos, nos ayudan a realizar otras tareas mientras se va preparando la comida en un tiempo concreto. Además, siempre con total seguridad para el usuario.

Un fácil uso

Hoy en día, la mayoría de éstos electrodomésticos, con sólo pulsar un botón o hacer una secuencia de botones ya funcionan correctamente, por lo que su funcionamiento es muy sencillo y práctico.

Sirven para cualquier momento del día

Podrás utilizarlo en cualquier momento del día, ya que no hacen prácticamente ruido. Los últimos modelos en hornos, cocinas, extractores de aire… son bastante silenciosos por lo que no tendrás ningún problema con el vecino.

Son modernos

Ya no son como hace unas décadas, sencillos y de aspecto poco agradable. En la actualidad, los electrodomésticos son modernos y se adaptan perfectamente a la decoración que haya en la cocina. Además, las posibilidad de personalización, escogiendo tamaño, color… son más amplias que hace unos años.